Una Escolanía es un coro de niños –o voces blancas- cuya presencia es inexcusable en los actos culturales de una institución religiosa.

La Escolanía de la Virgen fue fundada en 1958 por iniciativa del entonces arzobispo de Valencia, D. Marcelino Olaechea. Los más de seiscientos escolanes que han pasado por sus aulas durante estos años, han recibo y siguen recibiendo las enseñanzas regladas desde 3º de Primaria hasta 2º de ESO destacando por su enseñanza innovadora y personalizada.

Destaca su escuela de música, de donde han germinado un buen número de músicos profesionales en distintas especialidades. Su director, Luís Garrido, es antiguo escolán, y realiza las labores desde 1990. Fué su director-fundador el rvdo. José Estellés al que siguieron ilustres músicos-sacerdotes como Emilio Meseguer o José Climent.

La Escolanía de la Virgen canta a los pies de la Sagrada Imagen de Ntra. Sra. de los Desamparados los días lectivos y solemnidades litúrgicas a las 13 horas y ofrecen regularmente actuaciones extraordinarias de diversa índole. Ha cantado ante los Papas en cada momento, a sus Majestades los Reyes de España y en los mejores escenarios nacionales. Su discografía abarca desde el medieval “Misteri d´Elx” hasta las más modernas composiciones a la Virgen de los Desamparados.

Una parte muy importante del bagaje musical de esta Escolanía, está vinculado al Palau de la Música de Valencia así como al Palau de les Arts. Las voces de los escolanes han participado en innumerables conciertos y óperas acompañados, principalmente, por la Orquesta de Valencia, la orquesta de la Generalitat Valenciana así como también por el Coro de la Generalitat. Maestros de talla mundial como Lorin Maazel, Zubin Mehta, Ricardo Chailly o Plácido Domingo han dirigido y compartido escenario con la Escolanía.

Tiene en su haber grabaciones de las óperas “Turandot” y “La Boheme”. Con motivo de su cincuenta aniversario, además de otros galardones por entidades valencianas, el Excmo. Ayuntamiento de Valencia ha tenido la consideración de otorgarle su nombre a una plaza contigua a la Basílica y su más alta distinción, la Medalla de Oro de la Ciudad así como el Palau de la Música de Valencia que, en su 25 aniversario, ha realzado la labor musical de la Escolanía con una Medalla distintiva de tal efemérides.

Más recientemente, la Escolanía ha recibido la Distinción al Mérito Cultural de la Generalitat Valenciana. La acción pastoral implícita recorre los ámbitos del colegio, escuela de música y residencia a través de la oración diaria, las celebraciones en la Basílica, convivencias, encuentros, campañas, visitas o proyecciones… En definitiva, la Escolanía que todos los valencianos quieren.